viernes, 6 de diciembre de 2013

Discurso en el Acto institucional del Día de la Constitución

Buenos días, Sr. Subdelegado del Gobierno, Sr. Delegado de la Junta de Andalucía, Sr. Presidente de la Diputación Provincial, Sr. Alcalde y miembros de la corporación, resto de autoridades civiles, medios de comunicación y público que nos acompaña.

La Constitución Española de 1978 de la que hoy es su aniversario es la séptima en la Historia de España que puede ser considerada como tal. Nació, hace hoy 35 años, como fruto de un amplio consenso no solo político sino sobre todo de un gran paccto social, entres partidos políticos, sindicatos, organizaciones empresariales y otros agentes sociales en un contexto muy concreto de tránsito de una Dictadura a un sistema de mocrático.

En ese contexto tuvieron lugar conflictos y pactos sociales que dieron lugar al nacimiento de derechos democráticos, sociales y laborales:

-       - Se incrementaron los salarios,
-       - Se limitó el despido libre y se estableció una mayor protección al desempleo,
-       - Se garantizaron unos derechos sociales mínimos en salud, protección social y educación,

La CE de 1978 consagró aquellos logros futo de los conflictos y pactos sociales, entre ellos:

-       - El derecho al trabajo (artículo 35),
-       - El derecho a la negociación colectiva y el derecho a la huelga (artículo 37),
-       - La protección económica, social y jurídica de la familia (artículo 39),
-       - El derecho a la protección de la salud (artículo 43),
-       - El derecho al disfrute de una vivienda digna y adecuada (artículo 47).

A partir de la CE 1978 la legislación desarrolló y reguló estos derechos.

Sin embargo, desde hace unos años aquel Pactos Social que mejoró las condiciones de vida de la mayoría de la población de ha roto. Los derechos que se pactaron y declararon son hoy, en su mayoría, papel mojado:

-   En seis años se han destruido más de cinco millones de puestos de trabajo,
-   En seis años se han ejecutado más de 400.000 desahucios, muchos de ellos de familias con hijos menores,
- En seis años se han cerrado más de un millón y medio de pequeñas y medianas empresas,
-  Y se están deteriorando y devaluando, cuando no desmantelando directamente, servicios públicos esenciales, como la Salud y la Educación,
            -  Y se está reduciendo cada vez más la protección social,
-       
Y ahora incluso se pretende criminalizar la protesta y se habla de limitar el derecho de huelga y la negociación colectiva.

El Estado Social y Democrático de Derecho se resquebraja.

Está en riesgo el Estado Social. Todos los artículos de la Constitución que le dan carácter de Estado Social a España se incumplen. Eso sí, se cumple rajatabla artículo 135, recientemente aprobado con urgencia y nocturnidad entre PP y PSOE, que garantiza la preferencia del pago de la deuda a la Banca por encima del sostenimiento de los servicios públicos esenciales.

Pero es que está en riesgo también el Estado Democrático, porque la ruptura del Pacto Social que posibilitó la Constitución de 1978 viene impuesta por poderes económicos que nadie ha votado: los llamados mercados, “la troika”, o el Banco Central Europeo. Que dicen a los gobiernos lo que tienen que hacer, y éstos obedecen.

Y desaparece también el Estado Democrático. Porque, ¿para qué sirve una Constitución si no es para cumplirla, para garantizar los derechos que consagra? ¿Para qué sirve un poder que no es capaz de cumplir su propia legalidad?

Por ello, la Constitución Española, que consagró avances indudables logrados en el conflicto y el pacto social, en materia de Derechos Humanos, derechos sociales y democráticos, y servicios públicos esenciales, está hoy más atacada y devaluada que nunca.

Esta es la disyuntiva la que se enfrenta hoy la Constitución de 1978:

-    - O se garantiza el cumplimiento de los derechos proclamados en ella y que son pilares del Estado Social y Democrático de Derecho,
-       - O se justifica y hace necesario iniciar un nuevo proceso constituyente democrático, que aúne amplios consensos y posibilite pactos sociales para garantizar los Derechos Humanos, una Democracia participativa, más derechos sociales y unos servicios públicos de calidad con más protección social. En beneficio todo ello de la gran mayoría de la población.

Gracias.




Discurso pronunciado en el Debate del Estado de la Ciudad (5 de diciembre de 2013)



Primera intervención 

Sr. Presidente, Sr. Alcalde, compañeras y compañeros de Corporación, ciudadanos que asisten a este Pleno, también a través de los medios de comunicación. 

Desde mi punto de vista, el Debate del Estado de la Ciudad tiene su utilidad: Debe servir para hacer un diagnóstico de la Ciudad, de las condiciones de vida de la ciudadanía, y sobre todo para el contraste de ideas sobre cuáles deben ser las prioridades en la acción de gobierno con los recursos disponibles. No sirve un inventario de actuaciones como el que hoy nos vuelve a traer, por cierto, algunas de estas actuaciones ya nos las vendió en el debate del año pasado. Tampoco debe servir este debate del estado de la ciudad para hacer oposición a la Junta de Andalucía, deje ese papel a sus compañeros en el Parlamento Andaluz, señor De la Torre, que parece que no confiara en ellos. 

El rasgo esencial más destacable es que las condiciones de vida de la mayoría de la gente en Málaga ha empeorado sensiblemente en los últimos años. 

Málaga vive hoy una situación extraordinaria de grave emergencia social: Una buena parte de la población está en riesgo de exclusión social. Y una gran mayoría de la gente vive peor en los últimos años con menos ingresos, menos derechos sociales y menos servicios públicos. 

Sin embargo, usted ha dedicado varios minutos a la Ley de la Administración Local, que es una intervención más propia del Senado. Vamos a discutir qué podemos hacer 
con nuestras competencias y nuestros recursos. Por el contrario, sólo ha dedicado uno
minuto a hablar de los distritos, y mucho más tiempo a hablar de eventos empresariales. 

Un año más su discurso presta poca atención a los problemas reales de la mayoría de 
la gente. Más que el debate de la ciudad parece de debate de las dos ciudades, la Málaga de su discurso y la Málaga real, en la que hoy la mayoría vive peor: 

‘’El horizonte al que nos asomamos’’, y que usted citaba, es el siguiente: 

En Málaga hoy, Sr. De la Torre, a finales de 2013, hay mucha gente que pasa hambre. Miles de personas dependen para su sustento diario del reparto de alimentos por distintas organizaciones y colectivos. 

La destrucción de empleo sigue aumentando, hay menos cotizantes a la Seguridad Social y hay más parados que hace dos años, y muchos ya sin ningún tipo de prestación o subsidio. El índice de paro juvenil en Málaga (más de la mitad de los jóvenes) es similar al de Gaza. 

Una cuarta parte de la ciudadanía está en riesgo de pobreza, más de la mitad de los menores de 16 años. Muy por encima de la media estatal. En algunas zonas, como Lagunillas o La Palmilla, más de la mitad de la población requiere ayuda social. Y eso, Sr. De la Torre, es responsabilidad municipal. 

La pobreza en Málaga tiene cara de mujer. Son la mayoría de las personas atendidas por los Servicios Sociales. El desmantelamiento de los servicios públicos está devolviendo funciones de la Administración a las mujeres. Y el incumplimiento de sus compromisos electorales en materia de guarderías, centros de mayores, pisos tutelados, empeora las condiciones de vida de las mujeres y de los mayores, a los que felicita en su discurso, de esta ciudad. Más allá de la propaganda, la igualdad de género sigue sin ser una prioridad para Ud. 

La Desigualdad en Málaga sigue aumentando. 

Y continúa el drama de los desahucios en Málaga. Cientos de personas y familias privadas de su derecho a una vivienda, mientras Ud. en Madrid votaba contra las Iniciativas legislativas contra los desahucios y contra las cláusulas suelo. 

Esta es la situación de grave emergencia social que se vive en Málaga, quizás a Ud. estas cuestiones le sean indiferentes, nunca las ha reflejado en sus discursos, tampoco en éste. 

Y ante una situación extraordinaria hacen falta medidas extraordinarias, dirigidas a mejorar, con los recursos que tenemos, las condiciones de vida de la mayoría de la gente. 

Es cierto que el origen de esta situación está en las políticas de recortes sociales del gobierno Rajoy, que Ud. como senador ha votado en los Presupuestos Generales del año pasado y de este. 

Es cierto, como usted dice, que ‘’no sólo es responsabilidad de esta corporación’’ pero 
desde el ayuntamiento, Sr. Alcalde, se puede y se debe hacer mucho más. Se pueden derrochar los recursos públicos en proyectos súper deficitarios o se pueden destinar estos recursos a planes urgentes de empleo y contra la pobreza. Pueden cederse los espacios públicos al mejor postor para usos que no están al alcance de todos, o destinarse a usos que disfrutables por la mayoría. 

Y ese es el problema, su gestión no prioriza lo social y perjudica a la mayoría de la gente. Y no sirve el discurso de “hemos aumentado las asistencias y ayudas”, por cierto muchas de ellas como los programas de tratamiento familiar que usted ha citado, con fondos de la Junta de Andalucía. No es suficiente la visión asistencialista y caritativa. Hace falta un cambio en las prioridades a favor de la mayoría de la gente. 

Y Ud., Sr. De la Torre, no puede escudarse en la estrechez económica que sufren todas las administraciones a causa de las políticas de recortes del gobierno de su partido, porque el gran lastre que tenemos es el enorme endeudamiento de esta ciudad. Una deuda viva muy superior al presupuesto anual. Somos la segunda ciudad con más deuda por habitante de España, solo detrás del Madrid de Gallardón y Ana Botella. Por cierto, dice usted que ‘’pagamos a los proveedores en el plazo legal’’ y eso es mentira, o al menos media verdad, porque muchas empresas y organismos municipales no lo hacen. 

¿Cómo puede Ud. sentirse orgulloso de dedicar más presupuesto a pagar a los bancos que a políticas sociales? La prioridad ahora tendría que ser refinanciar la deuda para conseguir más años y liberar recursos para políticas sociales a favor de 
la mayoría de la gente. 

La causa de este endeudamiento, Sr. De la Torre, está en su nefasta gestión económica y en los grandes derroches en épocas de bonanza:

- los sobrecostes en el edificio de urbanismo o en el Palacio de Ferias (que ya acumula más de 20 millones de €). 
- el Astoria-Victoria (20 millones, más una reclamación de otros 10, y  todavía no saben qué van a hacer allí), 
- Tabacalera (más de 30 millones derrochados en el fiasco de su museo de las gemas), 
- o el déficit anual del Thyssen (2,1 millones) o el CAC (3,2 millones). 
- Y siguen aumentando el gasto en externalizaciones, y manteniendo sueldos desproporcionados a gerentes de empresas y organismos municipales, así como pluses irregulares o injustificados (como por ejemplo, en Parcemasa o en Urbanismo). 
- Y recientemente nos anuncia un nuevo museo-franquicia en el cubo del puerto (de entrada, cinco millones más un millón al año, más gastos de transporte, seguridad y puesta en marcha). Y lo anuncia habiendo negado la información al Pleno un día antes, sin el consentimiento del socio privado y sin tener clara la financiación. ¿Y esa es la transparencia de la que usted presume? ¡Vaya transparencia! 

Y, claro, las consecuencias de este derroche y este endeudamiento lo está pagando la mayoría de la ciudadanía con las subidas de los Impuestos y Tasas Municipales. 

En el IBI, el impuesto que pagan el 70% de las familias en Málaga, entre la revisión catastral y la subida estatal y municipal, en tres años ha subido de media más del 20%. Y no puede decirnos Ud. que el IBI no ha subido cuando para este año prevén recaudar ocho millones de euros más que el año pasado. Y tampoco puede decir sin mentir que en Málaga se paga menos IBI que en ninguna capital de España. Puede ser que el tipo sea más bajo, pero la cuota resultante de aplicar ese tipo a la valoración catastral es una de las más altas. 

Tampoco se libran ni titulares de vados en la vía pública, ni autónomos y pequeños empresarios de bares, restaurantes, o kioskos que han sufrido una brutal subida de la tasa por ocupación de vía pública, por la revisión del callejero fiscal. Tan completo ha sido el desatino cometido, que han tenido que rectificar para el año que viene. Pero el recibo de este año, que en muchos casos duplicaba el del año anterior, ése no se los rebaja ¿Esta es su forma de ayudar a pequeños empresarios y autónomos?¿Aumentando brutalmente su carga fiscal? 

En definitiva, la mayor parte del dinero que sale del Ayuntamiento va a los Bancos, pero todo lo que entra en el Ayuntamiento sale del bolsillo de los ciudadanos y ciudadanas. 

Udes., Sr. Alcalde, también perjudican a la mayoría con una política de privatización de los servicios municipales que supone un grave perjuicio para el servicio público, para el conjunto de la ciudadanía: 

Un ejemplo, en los presupuestos para 2014, de los veinte millones de euros de transferencia de la Junta para la Dependencia: tres cuartas partes los gestionará CLECE (propiedad de un grupo de empresas que aparece como uno de los principales donantes en los “papeles de Bárcenas”), y solo una cuarta parte los gestionará MAS CERCA, la empresa municipal creada con este objeto. 

LIMASA es otro ejemplo del desastre que ha supuesto su política de privatizaciones y de los ajustes que ahora perpetran. La ciudadanía tiene que soportar desde hace años uno de los servicios de limpieza más caros por habitante, mientras ve sus barrios cada vez más sucios, y más tras los últimos ajustes. Y ello porque Ud. optó por una empresa mixta con unos socios privados que vampirizan al municipio, con beneficios en los últimos años de decenas de millones de euros. Por cierto, estos socios también aparecen en los papeles de Bárcenas como presuntos donantes de su partido. 

Y Ud. se empeña en presentar a la plantilla como privilegiados, después de haberse congelado sus salarios y sacrificado derechos. Mientras, sigue permitiendo cuantiosos beneficios a los socios privados, y altísimos sueldos a altos cargos de organismos y empresas municipales, entre ellos el gerente de LIMASA. Esos sí que son privilegiados gracias a Ud. No compare a los trabajadores con los parados, compárelos con esos altos cargos y con los socios privados. 

La huelga de la limpieza anunciada para los próximos días es la consecuencia de sus errores presentes y pasados. Porque según un informe de la propia LIMASA de ser 100% municipal, nos ahorraríamos en cinco años de 21 a 47 millones de euros. Y Ud. pretende que el ahorro en el servicio de la limpieza (7,1 millones) recaiga solo en la plantilla. Y apoya un ERTE que supondría 356 operarios menos en la limpieza diaria, un verdadero desastre para la ciudad. 

Ud. como Alcalde, Sr. De la Torre, tiene la responsabilidad de evitar la huelga. Haciendo retirar el ERTE y negociando, porque aún hay margen para el ahorro en los beneficios de los empresarios. De lo contrario, será la ciudadanía la que 
pagará sus errores, o con los graves perjuicios de una huelga de limpieza, o con el desastre de una Málaga más sucia con 356 operarios menos al día. ¿Se está empeñando Ud. en superar el desatino de su compañera Ana Botella? Porque lo puede conseguir. 

Su gestión también perjudica a la mayoría de la gente con la privatización de espacios públicos en la que Ud. sigue reincidiendo. Sr. De la Torre, cuando se privatiza un espacio público, de toda la ciudadanía, y se destina a un uso privativo que solo puede disfrutar una parte de ella, se empobrece a la mayoría. 

Por ejemplo, tanto con Tabacalera como con la Cárcel, Udes. siguen negociando para 
ceder estos edificios públicos a universidades o a instituciones privadas. De nuevo, equipamientos de todos, y que podrían tener magníficos usos sociales, destinados a un uso que no todos podrán disfrutar. En el caso de Tabacalera edificio y dinero público para su rehabilitación. 

Otro ejemplo: el centro deportivo municipal de El Palo: se cede una parcela municipal, de toda la ciudadanía, para un centro deportivo con unos precios excluyentes que no puede pagar la mayoría de la gente de El Palo. 

Con los Baños del Carmen ocurre tres cuartos de lo mismo: la propia Gerencia Municipal de Urbanismo y la Dirección General de Costas señalaron la inviabilidad legal del proyecto de la concesionaria. Y Ud. quiere premiar a los responsables de la degradación de este espacio durante 25 años con una ampliación de la concesión privada por varias décadas. Y ello en contra del sentir mayoritario de vecinos y colectivos que quieren un espacio público para uso de todos. 

Su política de privatización de espacios y equipamientos públicos aumenta la brecha social en Málaga. 

Ud. también perjudica el interés general paralizando la puesta en marcha del Plan Municipal de Movilidad Sostenible, aprobado inicialmente por unanimidad y con amplio consenso social hace ya casi tres años.  

Y presume de ciudad moderna y sostenible por tener 44 coches municipales eléctricos circulando por Málaga, mientras nos condena a estar a la cola en zonas verdes y arbolado por habitante, en itinerarios peatonales, en redes de carriles bici útiles y seguros. 

Y además, durante meses se ha dedicado a frenar el proyecto del metro en Málaga, hasta hacer peligrar la financiación total y su entrada en funcionamiento con sus vaivenes e indecisiones. 

La principal obra pública en Málaga (más de 800 empleos directos actuales), a punto de pararse por sus ocurrencias de última hora. 

La principal apuesta por un sistema de transporte público que, complementándose a la EMT y no compitiendo, conformaran una movilidad más eficiente y sostenible en Málaga, a la altura de las ciudades europeas más modernas, a punto de venirse abajo gracias a Ud. Por cierto, el Metro va a llegar a la mitad de la Alameda, compatible con el cercanías, reclame al Gobierno de su partido que aproveche para llevar el cercanías hasta allí. 

Y Ud., Sr. De la Torre sigue reincidiendo en su política cultural de museos franquicias a todo coste, que tan cara nos ha salido y nos sale (como el museo de las gemas). Y ahora de forma precipitada y con ocultismo nos anuncia un nuevo museo-franquicia en el cubo del puerto costosísimo e incierto para dar lustre a su gestión cultural y para presentar algún proyecto esta corporación. 

Y mientras el Museo de bellas Artes en la Aduana, un año más sin abrirse, y sin fecha prevista. Sea beligerante en reclamar al gobierno su terminación y apertura como lo fue con el anterior. 

Y mientras siguen desapareciendo edificios de nuestro patrimonio arquitectónico y cultural: más de 300 en los últimos 20 años, más que en los años negros de los 60 y 70 (Tomás de Cózar, Vendeja, Trinidad 17, etc,) ¿Será el próximo La Mundial? Ha destruido más edificios históricos en sus mandatos que los terremotos de 1884 y la gran riada de 1907 que asolaron nuestra ciudad. Va a ser recordado en la Historia como el Atila de Málaga ¿Es esta la principal huella que piensa dejar como Alcalde en nuestro centro histórico? ¿De verdad que así esperaba Ud. obtener la capitalidad cultural europea para 2016? 

Usted en su intervención ha presumido de los datos del turismo en nuestra ciudad, de lo que todos nos alegramos. Sin embargo, aunque ha subido la cifra de visitantes en un 20%, las pernoctaciones en un 35%, y los ingresos en un 20%, se da la paradoja que el empleo en el sector turístico ha descendido en un 9%. Lo que nos lleva a afirmarnos en nuestra postura que toda inversión de dinero municipal tenga en cuenta la repercusión que va a tener en creación de empleo directo. Ni un euro público para proyectos que no creen empleo. 

Todo esto demuestra que Ud. carece de un proyecto para esta ciudad y para este tiempo. Su gestión, Sr. De la Torre está guiada por las improvisaciones, los vaivenes y los fuegos de artificio. 

La casi totalidad de los proyectos estrella que ha presentado en otros debates de la ciudad han fracasado. Por ejemplo, el funicular a Gibralfaro, el embovedamiento del 
Guadalmedina, el museo de los museos en el Astoria-Victoria o el de las gemas. ¿Cree Ud. que le queda credibilidad para presentarnos hoy un nuevo proyecto estrella? No tiene ninguna.

Por lo demás, en esta corporación ha demostrado carecer de un equipo de gobierno sólido para guiar a la ciudad: cuatro crisis de gobierno en solo dos años, que han paralizado Áreas esenciales del gobierno municipal, Y últimamente, además, se muestra incapaz de mantener la cohesión y coordinación en su grupo. 

Signos todos ellos del agotamiento y caducidad de su gobierno.

Quiero terminar esta mi primera intervención, reiterando que es preciso, y posible, un cambio de rumbo en la gestión municipal, la prioridad tiene que ser las políticas sociales y de empleo, las políticas a favor de la inmensa mayoría, y no lo son. 

No podemos permitirnos reiterar los mismos errores del pasado: el derroche en mega proyectos a cualquier precio, el endeudamiento que nos lastra y paraliza, el aumento de la carga fiscal a la mayoría, y la privatización de los espacios y equipamientos de todos para su uso por unos pocos. 

De lo contrario, señor De la Torre, seguirá perjudicando con su gestión a la mayoría y contribuyendo a agrandar la brecha social en la ciudad. 

Dado que el tiempo es limitado, trataré de desarrollar las principales propuestas de IZQUIERDA UNIDA, en mi segundo turno. 


Muchas gracias.



Segunda intervención

En esta segunda intervención intentaré contestar siquiera sea concisamente a las cuestiones nuevas planteadas en su réplica, e intentar esbozar lo que para IZQUIERDA UNIDA debieran ser las prioridades, y nuestras propuestas más urgentes: 

Ud. vuelve a echar la culpa de todos sus males a la Junta de Andalucía. Es un recurso, el del victimismo, que hasta ahora le ha dado muy buen resultado para tapar sus propios errores y carencias, para desviar el debate de los temas que de verdad interesan a la ciudad. Deje de ejercer de oposición a la Junta, deje ese papel a sus compañeros en el Parlamento Andaluz, ejerza de Alcalde de esta ciudad. 

Por otro lado, está Ud. también Sr. De la Torre en el ecuador de su legislatura como senador ¿recuerda que iba a Madrid a desbloquear los grandes temas de Málaga?, ¿Cuál es su balance hasta ahora? Pues le diré: 

- En los Presupuestos Generales del Estado de 2014, un año más, siguen sin destinarse fondos para la puesta en marcha del museo de Bellas Artes.
 - No se recoge partida alguna para la rehabilitación de los Baños del Carmen; 
- Tampoco se prevé partida para la Biblioteca del Estado en San Agustín. 
- Tampoco se contemplan partidas para el soterramiento del tren de 
mercancías del Puerto, ni para el Cercanías al PTA, ni para el Taller 
del AVE de Los Prados. 
- El campamento Benítez no ha sido devuelto gratuitamente a la ciudad, como gratuitamente lo entregó Málaga al gobierno en su día. Nos ha costado unos veinte millones de euros que hemos dejado de percibir de acuerdo con la propia normativa estatal por asumir la titularidad de las mismas, más unos 120.000 euros al año. 

El Gobierno Central deja a Málaga con todos sus proyectos en la ciudad pendientes. Y como senador ¿qué ha hecho por Málaga? Porque dedica Ud. dos días a la semana: Ud. ha mutado su antigua combatividad en ellos por la complacencia. 

Ud. destaca que Málaga era el destino turístico urbano que más crece de España, noticia de la que todos nos alegramos, pero estos datos habría que analizarlos en la perspectiva de la creación de empleo en la ciudad. 

Según datos del Informe “Málaga, empleo y actividad turística 2008-2013” de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de Comisiones Obreras, en Málaga Capital la paradoja más que sorprendente es indignante: ha subido las pernoctaciones un 34’89%, los visitantes un 19’79%, y los ingresos por turismo un 20% (unos de 700 millones de euros), y sin embargo el empleo en el sector turístico ha bajado un 8’78%. Esto se explica por la economía sumergida, el fraude y la precarización del empleo en el sector que ha propiciado la reforma laboral de su gobierno, esa que ahora quieren acentuar. 

Por ello es imprescindible un cambio de rumbo en la gestión de las inversiones municipales, todas las inversiones municipales deben tener como criterio preferente su repercusión comprobada en la creación de empleo. 

Desde IZQUIERDA UNIDA hemos presentado enmiendas a los presupuestos del próximo. 

En ellas demostramos que puede reducirse la carga fiscal a la mayoría de la ciudadanía y pequeños empresarios y autónomos, Aumentando la progresividad en la carga fiscal. Congelando el IBI y aumentando bonificaciones y rectificando el callejero fiscal. Y por otro lado detraer del presupuesto de gastos unos 50 millones de euros para lo que debe ser la preferencia: las políticas dirigidas a mejorar las 
condiciones de vida de la mayoría. 

¿Cómo? Reduciendo entre un 60 y un 10 por ciento de diferentes partidas de gastos más superfluas o menos preferentes (los contratos de externalizaciones, las partidas destinadas a reuniones, conferencias, ediciones, gastos de locomoción, cargos de confianza y sus retribuciones en un 50%, eventos, atenciones protocolarias y representativas. Y, por supuesto, entre otras más, los dos millones y medio destinados este año al cubo del puerto. 

Y cuáles serían a juicio LAS POLÍTICAS PRIORITARIAS Y URGENTES del momento para destinar esos recursos: 

1. En primer lugar, un Plan Extraordinario y Urgente de Empleo. La situación de desempleo en Málaga es extremadamente grave. Por ello, proponemos desde IZQUIERDA UNIDA Un plan de empleo extraordinario y urgente, dotado con 6.839.000 euros en los presupuestos para 2013, que recoja actuaciones con el fin de crear empleo directo para desempleados de larga duración y sectores con dificultades de acceso (jóvenes, mujeres, mayores 55 años, discapacitados), que contemple labores en beneficio de la comunidad, como micro actuaciones en los distritos que permitan recuperar espacios para su uso público, planes de rehabilitación de espacios degradados, rehabilitación de viviendas de viviendas y edificios, itinerarios peatonales, y recuperación de zonas verdes. 

2. Otra propuesta es financiar con más de cinco millones de euros, fíjese menos de lo que nos va a costar el cubo y seis veces menos de los que ya nos ha costado el museo de las gemas, un “PLAN DE CHOQUE CONTRA LA POBREZA Y DESIGUALDAD SOCIAL” dirigido a los ciudadanos que se encuentran en situación de pobreza o exclusión social, que contenga las siguientes líneas de actuación: 

- Cobertura de alimentación, con una Red Municipal de cocinas y comedores sociales, comenzando por los barrios más necesitados. 

- Cobertura de acceso al agua: con un mínimo humano garantizado, y una moratoria en los cortes por impago a personas en situación de insolvencia sobrevenida e involuntaria. 

- Cobertura para el transporte: para que el bono de la EMT sea gratuito para estas personas como lo es para los jubilados de menos de 722 euros/mes. 

- Cobertura de acceso a una vivienda: Convirtiendo al Ayuntamiento en agente activo contra los desahucios; mediando con entidades bancarias; bonificando la plusvalía al 95% (máximo legal) para desahuciados o dadores en pago (se ha hecho en Zaragoza). 

3. En materia de Igualdad, el Ayuntamiento tiene que abandonar la visión asistencialista y caritativa, hay que destinar incrementar un 10% más (3.419.524,38€) el presupuesto de Inversión Social en programas del Área de Bienestar Social, para conseguir la igualdad de oportunidades en el acceso a los servicios municipales, y ayudar a reducir las desigualdades en la ciudad, con especial atención a la infancia y mayores: 

4. En cuanto a la limpieza hay que apostar decididamente por el rescate y remunicipalización del servicio de limpieza lo que supondría un ahorro de hasta 47 millones de euros en cinco años (según informe de la propia LIMASA) para emplear más medios técnicos y humanos y mejorar la limpieza de la ciudad. 

5. Respecto a la movilidad, hay que poner aprobar definitivamente y poner en marcha el Plan de Movilidad Municipal Sostenible aprobado inicialmente por unanimidad y gran consenso social: para desincentivar el uso del vehículo privado, fuente del 60% de las emisiones de gases del efecto invernadero y del caos circulatorio. Hay que potenciar el tránsito peatonal, la circulación en bici y el transporte público, integrando y coordinando metro-tranvía y bus. 

6. Frente a la degradación y la especulación. Proponemos más árboles y un cinturón verde de parques urbanos y periurbanos excluido de urbanización, que vaya desde el Arraijanal y Campamento Benítez, en un arco que pasa por los montes hasta el Peñón del Cuervo. Sin olvidar de la regeneración del Monte Gibralfaro. 

7. Proponemos un nuevo modelo de democracia local, más allá de la simple representación y de los consejos meramente consultivos, a favor de la aplicación del Presupuesto Participativo vinculante. Al mismo tiempo, proponemos herramientas de democracia directa como el Gobierno Abierto Open Data, o el referéndum local para asuntos de importancia. 

8. En cuanto a la Seguridad, hace falta un incremento de la policía de barrio, muy insuficiente aún. 

En definitiva, Málaga necesita un cambio de rumbo en la gestión municipal, una gestión que hoy navega sin rumbo, sin proyecto, a golpe de compras a cualquier 
precio de franquicias de proyectos estrella, de venta al mejor postor del equipamiento 
y los lugares públicos. 

Un cambio de rumbo en las prioridades, porque a pesar del gran lastre de la deuda, a 
pesar de las políticas de austeridad: 

- Es posible establecer una preferencia distinta en la utilización de los recursos que prime las políticas sociales. 
- Es posible repartir la carga fiscal de una manera más justa y equitativa. 
- Es posible disminuir o eliminar mucho gasto superfluo para liberar recursos: 
- Es necesario no reiterar los errores del pasado con proyectos súper deficitarios. 
- Para caminar hacia una Málaga más igualitaria y solidaria, para todos y que vaya destruyendo barreras sociales. 
- Una Málaga que fomente el empleo, y ayude a las pequeñas y medianas empresas, al pequeño comercio, 
- Una Málaga que la ciudadanía reclama más participativa y democrática, 
- Una Málaga de los lugares y equipamientos públicos para el disfrute de todos y todas, 
- Una Málaga para disfrutarla, con mejor calidad de vida, que reserve y aumente nuestros espacios verdes, y abandone la concepción mercantilista y especuladora del urbanismo que tanto desastre ha causado, 
- Una Málaga de la cultura para todos y todas, que proteja su patrimonio histórico y cultural. 
- En definitiva, una Málaga mejor para vivir, para vivir mejor todos y todas. 

Para eso hace falta un cambio en las prioridades del gobierno de la ciudad, cada vez más gente lo demanda, y si no rectifican a tiempo y cambian el rumbo de su gobierno que hoy va a la deriva, la oleada ciudadana, en las calles y en las urnas, terminará imponiendo ese cambio de política hacia otras prioridades y otro modo de gestionar lo público en favor del interés general. La prioridad es mejorar, desde el ayuntamiento y con los recursos que disponemos, la calidad de vida de la inmensa mayoría de la gente de Málaga. Ese es nuestro compromiso, en la calle y aquí en la institución. 


Muchas gracias.


miércoles, 13 de noviembre de 2013

En recuerdo del camarada y amigo Manolo Ruiz Blanco

Hoy se cumplen dos años del fallecimiento de mi compañero, camarada y amigo Manolo Ruiz. Manolo, médico de profesión y comunista de convicción, tenía una amplia trayectoria de militancia social y política en defensa de la clase trabajadora y de las personas más desfavorecidas. Puede decirse que "nada de lo humano le era ajeno". Militó consecutivamente en la UJCE, en la Oposición de Izquierdas al PCE, en el PCEU, el PCPE y, ya hasta su muerte en el PCE y en IZQUIERDA UNIDA, de la que fue fundador en Málaga y su primer coordinador provincial. Concejal por IU en el Ayuntamiento de Málaga en la corporación 1995-1999, fue también diputado provincial en esta etapa. Fue también Presidente en Málaga de la Unión Cívica de la República. Pero además de todo ello, Manolo tuvo siempre grandes inquietudes artísticas y culturales. Persona de una vasta cultura humanística, participó en tertulias culturales y políticas de nuestra ciudad y practicó también la pintura y escribió poesía ("Batiéndonos en retirada" es el título de un libro que incluye varios poemas suyos). Su inquietud intelectual y su vasta cultura, unidas a un gran y agudo sentido del humor, no le impedía ser un gran amante del carnaval, y compositor de letrillas, así como ser un ferviente seguidor del Málaga C.F., y es que para Manolo ser una persona erudita como era no estaba reñido con compartir aficiones más populares. Puede decirse que todas estas facetas de su vida las desarrolló con enorme pasión y con el reconocimiento de todos los que lo conocieron, independientemente de que compartieran o no sus posiciones políticas e ideológicas. Por todo ello, hoy es un día triste y de recuerdo, para su familia, sus muchísim@s amig@s, y sus camaradas y compañer@s. Desde aquí un abrazo para tod@s, en especial para su compañera Reme, y para sus hijas Marta, Elena y Celia. Y para Manolo nuestro recuerdo y nuestro compromiso por continuar la lucha por sus ideales. Hasta siempre, camarada y amigo.

jueves, 30 de mayo de 2013

EL EQUIPO DE GOBIERNO DEL PP MARGINA AL DISTRITO DE CAMPANILLAS

El 24 de enero de 2008, la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga dio luz verde a la construcción por Gas Natural de una Central Térmica de Ciclo Combinado en el Distrito de Campanillas.
Previamente, para compensar a la ciudad por la implantación de una Central Térmica de Ciclo Combinado (una instalación muy contaminante por las emisiones producidas por la quema de gas y combustible) el alcalde firmó tres Convenios con Gas Natural que iban a suponer una aportación de más de cuatro millones de euros por parte de la compañía eléctrica.

El equipo de gobierno vinculó en todo momento, la concesión de la licencia municipal y de todos los permisos oficiales, a la firma y ejecución de estos convenios, que incluían una serie de actuaciones que Gas Natural que se comprometía a llevar a cabo en la ciudad, con 1,15 millones de euros que se destinarían a mejoras generales en la ciudad, de los cuales el Distrito de Campanillas iba a recibir 600.000 euros, cantidad que se complementaría con otros 600.000 euros que aportaría el Ayuntamiento.
Sin embargo, ninguno de los convenios firmados se han cumplido casi, a pesar de haber transcurrido en exceso el plazo de cuatro años establecido.

En mayo de 2012 las asociaciones de vecinos de Campanillas, Santa Rosalía-Maqueda, Colmenarejo, Los Manceras, Huertecilla Mañas, Salinas y La Presa, enviaron al alcalde un informe con más de medio centenar de reivindicaciones de las barriadas y diseminados, en el que denunciaban el abandono del Distrito y que llevaban muchos años con poca inversión del Ayuntamiento de Málaga en infraestructuras, por eso reclamaban que se terminaran de invertir los 1,2 millones de euros del convenio entre el Consistorio y Gas Natural, y otras actuaciones para ejecutar compromisos incumplidos en varias barriadas de este distrito.

Por ello, desde el grupo municipal presentaremos una moción ante el próximo Pleno del Ayuntamiento solicitando que por parte de los técnicos del Ayuntamiento de Málaga se elabore un informe sobre el estado de la ejecución del convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Málaga y Gas Natural para mejoras en Campanillas, así como instar al equipo de gobierno a que se terminen de invertir los 1,2 millones de euros del Convenio suscrito entre el Consistorio y Gas Natural para la mejora de Campanillas.

Ojalá el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Málaga fuera tan diligente, y exigente, a la hora de reclamar el cumplimiento de sus obligaciones a una gran empresa como Gas Natural, como lo es para reclamar a l@s ciudadan@s de a pie el cumplimiento de las suyas.

lunes, 27 de mayo de 2013

Asamblea Municipal IZQUIERDA UNIDA: Aunar fuerzas para construir la alternativa en Málaga




La asamblea municipal de IZQUIERDA UNIDA DE Málaga celebrada este sábado, aprobó sin ningún voto en contra, las líneas estratégicas a seguir durante los próximos meses para construir el bloque social y político alternativo en la ciudad de Málaga.

Intensificar nuestra participación en todos los conflictos y movilizaciones que tengan lugar en nuestra ciudad, y profundizar en la política de convergencia con otras fuerzas sociales y políticas son los elementos fundamentales de nuestra estrategia. El objetivo es unir todas las luchas parciales y concretas frente a los ataques a los derechos sociales, laborales y democráticos, y coordinar a los distintos agentes sociales intervinientes en los conflictos que tienen hoy lugar en nuestra ciudad (sindicales, vecinales, provenientes del 15M, y otros colectivos sociales).

Nos encontramos en un momento histórico en el que una minoría está tratando de privar a una gran mayoría de la sociedad de derechos democráticos y sociales, y de servicios públicos esenciales, que se conquistaron con muchos sacrificios y luchas de varias generaciones. Es el momento de unir a todas las fuerzas sociales que tratan de resistir a estos ataques en todos los ámbitos, de acumular las fuerzas de todos los sectores agredidos por las políticas neoliberales.

Debemos tener la altura de miras histórica para comprender la necesidad de avanzar en la esta línea de convergencia política y social, como la tuvimos en su día impulsando los frentes populares contra el fascismo en Europa y en España o, más recientemente, con Convocatoria por Andalucía en 1984 o la constitución de IZQUIERDA UNIDA en 1986. El ejemplo más cercano lo tenemos con SYRIZA en Grecia, un frente político y social que, aunando fuerzas sociales y políticas de izquierdas de distintas procedencias, y articulando un frente amplio contra las políticas neoliberales, ha pasado en poco tiempo de un 3%, a casi el 30% de apoyo electoral. Las elecciones europeas de 2014 pueden ser una oportunidad para ensayar una alternativa electoral de izquierdas amplia frente a las políticas neoliberales.

IZQUIERDA UNIDA en Málaga nos presentamos hoy en la ciudad como una fuerza política más prestigiada y con una clara perspectiva de crecimiento, algo que percibimos diariamente en la coincidencia con cada vez más gentes en distintas luchas y propuestas: lucha contra los desahucios, campaña de la ILP, recuperación de los Baños del Carmen o la antigua prisión provincial. Lo que nos demuestra que debemos seguir aunando fuerzas para ser un referente político, en la calle y en la institución: no somos una fuerza minoritaria, sino cada vez más una alternativa de gobierno en Málaga en favor de una amplia mayoría.

Como aprobó el último Consejo Federal de IU, es necesario pasar de la movilización y la resistencia (necesarias) a la elaboración de una alternativa que organice la rebelión democrática de esta mayoría social.

En este sentido, hemos dejado atrás la estrategia del “sorpasso”, nuestro objetivo es hacer hegemónico nuestro discurso en la izquierda y en los movimientos alternativos, para construir esa alternativa social, democrática y anticapitalista. Hoy por hoy, la socialdemocracia europea ni quiere, ni puede ser alternativa a las políticas neoliberales, son muchas las servidumbres económicas y de intereses que la lastran para ello, las recurrentes declaraciones de Joaquín Almunia o Felipe González son buena muestra de ello. Sólo IZQUIERDA UNIDA es, hoy por hoy, capaz de articular un bloque social y político amplio contra las políticas neoliberales.

Después de casi veinte años de gobierno de la derecha, Málaga también merece un cambio, una alternativa de gobierno y de poder al existente. Porque, aunque las políticas neoliberales que están provocando el sufrimiento de gran parte de la población tiene su origen en instancias superiores (la UE o el Estado), la ciudad es también fundamental como espacio en el que se desarrolla la vida cotidiana de la población, y las políticas locales pueden contribuir de manera notable a mejorar las condiciones de vida de la mayoría o lo contrario. La puesta en marcha de un plan municipal de medidas urgentes contra la pobreza y la exclusión, y otro plan para el empleo, o la indiferencia municipal ante la situación de desempleo y de emergencia social en la ciudad; la gestión de los espacios y equipamientos públicos para el interés general, o su privatización para el uso de quien pueda abonarlos; el desarrollo de políticas sociales de integración efectivas, o el regreso al asistencialismo benéfico doctrinario; la apuesta por los sistemas de movilidad públicos o sostenibles, o la preminencia del transporte privado y contaminante; todas ellas son elecciones fundamentales que, dependiendo de si se aplican políticas de izquierdas o de derechas se decantarán en un sentido u otro.

Es necesario, por tanto, articular a quienes somos la mayoría social en Málaga, y definir qué Málaga queremos: una Málaga a la medida de los intereses de las élites económicas y sociales, o de la mayoría social. Para ello debemos ampliar nuestra base social de militantes y simpatizantes, y seguir aunando fuerzas en los distintos sectores con los colectivos y personas que confluimos en distintas luchas: sindicatos, afectados por las hipotecas, las distintas mareas blanca, verde, naranja y violeta, asociaciones vecinales y ecologistas, etc.

En el plano institucional, es necesario seguir la senda de llevar el Ayuntamiento a la calle, mediante las asambleas abiertas a la ciudadanía, romper con el modelo de representación como delegación cada cuatro años, para pasar a otro modelo como mandato de la ciudadanía, donde ésta tenga cauces para participar y pedir cuentas a sus representantes, que se convierten en herramientas de su electorado. Es imprescindible seguir llevando cada conflicto social o laboral que ocurra en Málaga al Ayuntamiento, para que esos conflictos sean visibles para toda la ciudadanía, y contribuir a ir aunando y coordinando las luchas que se dan en la ciudad.

No cabe más resignación, Málaga no puede ser una ciudad resignada. No lo fue en el siglo XIX, cuando después de la muerte de Fernando VII la ciudad secundó varias insurrecciones para impedir una nueva involución, lo que le valió la distinción de “la primera en el peligro de la libertad”. No lo fue en el siglo XX, cuando la política de alianzas impulsada por el PCE consiguió aquí el primer diputado comunista de España (Cayetano Bolívar) y uno de los primeros concejales comunistas en una capital (Andrés Rodríguez), lo que le valió el sobrenombre de “Málaga la Roja”. Y no puede ser una ciudad resignada tampoco en este siglo XXI, debemos ser capaces de aunar las fuerzas y tejer las alianzas necesarias para construir ese bloque social y político alternativo, que nos permita ser alternativa de gobierno en las próximas elecciones municipales de 2015.

Porque es el momento de unir a todas las personas y colectivos que defendemos el interés general de la mayoría frente a los intereses de una exigua minoría, el momento de la radicalidad en la búsqueda de una alternativa social democrática y anticapitalista también en nuestra ciudad. Debemos desterrar el miedo a presentarnos como alternativa de gobierno y de poder, también en nuestra ciudad.

Porque Málaga merece ese cambio, merece nuestra determinación para ser alternativa.

miércoles, 22 de mayo de 2013

En el ecuador de este mandato, basta de resignación, Málaga merece un cambio

En pleno ecuador de la corporación municipal 2011-2015, pasados dos años justo desde las últimas elecciones municipales (22 de mayo de 2011) y a dos años vista de las próximas elecciones municipales de 2015, es momento propicio para evaluar la gestión del actual equipo de gobierno con su alcalde al frente y realizar algunas conclusiones.

Lo primero que cabe destacar es el incumplimiento sistemático de las promesas del programa electoral del PP en las elecciones municipales de 2011. El alcalde no ha sido capaz de llevar a cabo ni uno solo de los grandes proyectos con los que se presentó a esas elecciones, como los proyectos para Tabacalera o el edificio de los cines Astoria-Victoria, que han supuesto un derroche de muchos millones de euros y un gran fiasco. Pero además, De la Torre no ha sido capaz de cumplir promesas electorales tan básicas como el plan de guarderías o el de mercados. Algunos de estos incumplimientos, incluso, no suponían coste económico, como aumentar el horario de apertura de las bibliotecas para que los estudiantes pudieran usarlas en época de exámenes.

Por eso, podemos concluir que el señor De la Torre no tiene proyecto de ciudad,  ya que es incapaz de llevar a cabo ni uno solo de los proyectos que promete. Y ante esta carencia de proyecto, sigue recurriendo sistemáticamente a la confrontación con la Junta de Andalucía que tantos resultados le ha dado hasta ahora. Prueba de ello, es que el 90 por ciento de las mociones que ha presentado el grupo popular en estos dos años de corporación municipal han sido para confrontar contra el Gobierno Andaluz en lugar de presentar propuestas serias para la ciudad.

Pero además, el señor de la Torre demuestra no tener palabra, y tras casi 20 años de gobierno del partido popular, se ha terminado por instalar en la ciudadanía un sentimiento de resignación a que el alcalde anuncie una y otra vez proyectos que nunca cumple.

Otra característica a destacar de esta etapa es que el alcalde carece de equipo: cuatro reestructuraciones en dos años, es decir una cada seis meses, lo que supone un  gobierno débil, en el que el primer edil ha visto cómo se le derrumbaba definitivamente el anuncio estrella que hizo al comienzo de la corporación de hacer de ésta la corporación de los distritos y los barrios, nombrando un concejal o concejala en exclusividad para cada distrito. Pero además, en esta última etapa el alcalde se ha mostrado incapaz de cohesionar a su equipo de gobierno, lo que se ha puesto de manifiesto en varias ocasiones, como el futuro del edificio de los cines Astoria y Victoria o, más recientemente, en la polémica sobre el diseño de los chiringuitos, en la que el propio alcalde, la concejala de playas, el concejal de Turismo, y hasta el mismo Presidente del PP y de la Diputación, han mantenido opiniones diferentes, y la ciudadanía no sabe cuál es la del Partido Popular.

En el balance de estos dos últimos años de gobierno municipal del Partido Popular en Málaga, es destacable también la falta de transparencia, y es que De la Torre gobierna el Ayuntamiento como si fuera su cortijo. Así lo demuestran casos de enchufismo, como el de Emasa, sobresueldos ocultos como los de la empresa Parcemasa, o complementos vitalicios como los de los ex altos cargos de la Gerencia Municipal de Urbanismo. En este sentido ha de recordarse otra promesa incumplida del alcalde como era la de bajar al 50 por ciento los sueldos de gerentes y directivos, y el número de asesores en un 10%, lo que no sólo no lo ha hecho, sino que va rotando los asesores que no mantiene en su puesto encontrándoles siempre acomodo en otras áreas del Ayuntamiento e incluso en la Diputación.

Pero siendo todo esto grave, lo peor es que el alcalde, Francisco de la Torre, vive en un mundo paralelo a la realidad de la mayoría de la ciudadanía, y no ha comprendido aún que la prioridad del Ayuntamiento debe ser atender las necesidades básicas de la mayoría de los ciudadanos. Mientras vemos como aumenta la tasa del desempleo de manera alarmante, como miles de familias en Málaga dependen del reparto de alimentos básicos para subsistir, como la pobreza alcanza a cada vez más personas, siendo los niños el colectivo más afectado, el Alcalde sigue ajeno a toda esta realidad y no consiente que el Ayuntamiento realice planes especiales y urgentes para luchar contra todos estos problemas.

Así, ha de recordarse que Izquierda Unida ha propuesto en varias ocasiones la puesta en marcha de un plan municipal de medidas extraordinarias y urgentes contra la pobreza, y un plan especial de empleo municipal. En lo que respecta al primero hay un gran número de iniciativas que puede propiciar el Ayuntamiento desde sus propias competencias, desde Servicios Sociales hasta subvencionar los impuestos y tasas de servicios públicos o el transporte. En cuanto al empleo, no es cierto que el Ayuntamiento no tenga competencias en esta materia como pretexta De la Torre para no aceptar la propuesta, mientras derrochar fondos municipales en proyectos fallidos y en sueldos vitalicios y desmedidos.

Tal es la sensibilidad ante estos problemas de nuestro alcalde que lo que, mientras crece en Málaga el número de personas y familias sin vivienda, se dedica a mandar a la policía para denunciar a las familias desahuciadas que se realojan en las viviendas vacías de las entidades bancarias.

Por todo esto, a dos años vista de las próximas elecciones municipales la hemos de acabar con la resignación que parece haberse instalado en la ciudadanía ante un alcalde sin palabra, sin proyecto de ciudad, sin equipo cohesionado y que vive de espaldas a la dura realidad de sus vecin@s. Porque Málaga merece un cambio.