lunes, 9 de enero de 2017

Por nuestra seguridad



Los agentes del cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Málaga gozan de la confianza y reconocimiento unánime de la ciudadanía malagueña. No en vano son las personas en las que confiamos nuestra seguridad en situaciones de emergencia. Y desempeñan esta función trabajando muy duro y en condiciones extremas para poder salvar vidas humanas.

Desde hace más de diez días, los bomberos de nuestra ciudad se encuentran encerrados en el Parque de Bomberos de Martiricos en protesta por las condiciones laborales y la gestión del servicio por los responsables municipal. El encierro comenzó, de forma espontánea, el jueves 29 de diciembre pasado, y mantiene desde entonces un seguimiento muy mayoritario.

La reclamaciones de los bomberos son cuestiones muy básicas y razonables. Por una parte, reclaman un Reglamento nuevo ya que el anterior data de 1959. Reclaman, además, que se regularice su jornada laboral, la mayor de todos los bomberos de España. Y que lleve a cabo su reclasificación profesional de acuerdo a lo que establece la Ley de Emergencia de Andalucía, y ya han hecho la mayoría de municipios andaluces

Además, los bomberos de Málaga reclaman desde hace tiempo una mejor gestión por parte de los responsables municipales, la renovación de unos equipos en muchos casos obsoletos, y el mantenimiento adecuado de instalaciones y vehículos de los que va a depender la eficacia de su actuación en situaciones límite para la vida.

No son las de los bomberos malagueños reclamaciones de mejoras económicas o personales propias, sino mejoras del servicio público y esencial que prestan, que en muchos casos pueden suponer el llegar a tiempo y con los mejores equipos para salvar una o varias vidas humanas.


Desde Málaga para la Gente apoyamos a los bomberos de Málaga en sus reclamaciones y esperamos que el Alcalde y el equipo de gobierno municipal accedan a unas reclamaciones que redundan en nuestra seguridad. 

(Publicado en mi columna "El ala izquierda de la Casona", del diario Viva Málaga del lunes 9 de enero de 2016) 

viernes, 23 de diciembre de 2016

Ayuntamientos por el empleo



El verdadero objetivo de las políticas de austeridad implementadas en los últimos años ha sido privatizar los servicios públicos. Esta estrategia neoliberal ha supuesto la paralización de las ofertas de empleo público en todas las corporaciones locales y las administraciones en general.

Desde 2012, los Presupuestos Generales del Estado han restringido las ofertas de empleo público, y los Ayuntamientos  han visto mermadas sus plantillas. En muchos casos han recurrido a contrataciones externas con empresas privadas para prestar los servicios, lo que ha supuesto la sustitución del trabajo estable por empleo precario, con salarios de miseria y sin derechos. Y, paradójicamente, con un mayor gasto municipal.

Además, estas restricciones han impedido a muchos ayuntamientos el rescate de servicios municipales privatizados, y han impedido acceder a empleos públicos a toda una generación de jóvenes, condenándolos al desempleo o a la precariedad.

En algunos municipios, como Málaga, la situación es mucho más grave, pues tienen que prestar los servicios públicos con menos plantilla que en 2012, a pesar de que se ha incrementado la afluencia turística y, por tanto, la población residente y turista a la que hay que prestar servicios.

El resultado es una pérdida notable de la calidad de los servicios públicos que se ofrecen por los ayuntamientos.

Son muchos los ayuntamientos que, como el de Málaga, tienen capacidad económica suficiente para generar empleo. Pero, aunque el gobierno municipal quisiera, que no quiere, no podría hacerlo por la prohibición del Gobierno en la Ley de Presupuestos Generales, que pretende adelgazar el sector público y privatizar los servicios, provocando mayor gasto, menos empleo y de peor calidad, y peores servicios a la ciudadanía.


Los ayuntamientos pueden hoy generar empleo de calidad, pero para ello es imprescindible y urgente eliminar las restricciones establecidas en los Presupuestos Generales del Estado.

(Publicado en la columna "El ala izquierda de la Casona", del Diario Viva Málaga, el lunes 19 diciembre de 2016)

lunes, 21 de noviembre de 2016

EN DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA



La Sanidad pública universal, gratuita y de calidad, junto a la educación, ha supuesto en España en las últimas décadas un elemento importante de solidaridad y equidad. Y ello porque se basa en el esfuerzo de quienes más tienen para dar atención sanitaria a todas las personas sin excepción.

Nuestro sistema sanitario público es responsable del aumento de la esperanza de vida en nuestro país en las últimas décadas, sobre todo entre la clase trabajadora.

Sin embargo, los recortes en Sanidad en España en los últimos años rondan los 23.000 millones de euros, lo que ha supuesto disminuciones de plantillas, cierres de camas y quirófanos, aumentos de las listas de espera, etc.

La privatización del sistema sanitario público, iniciada con gobiernos del PSOE, se ha recrudecido con los gobiernos del PP bajo múltiples fórmulas (externalizaciones, concesiones administrativas, derivación de pruebas a clínicas privadas, etc.).

En Andalucía no ha sido mejor. Un informe de CCOO cuantifica la reducción del gasto sanitario en Andalucía en los últimos años en 6.200 millones de euros, con la eliminación de 5.591 empleos y 519 camas, y un incremento muy notable del gasto sanitario familiar, algo muy grave si consideramos nuestras altas cifras de paro y bajos niveles de renta, ya que la mayoría de las familias andaluzas no pueden compensar a su costa las carencias sanitarias públicas. 

Todos estos recortes se inscriben en la ofensiva neoliberal que quiere privatizar los sistemas sanitarios públicos para aumentar el negocio de las grandes corporaciones. Para desmantelarla, interesa desprestigiar la Sanidad Pública española, que goza de gran prestigio internacional precisamente por su universalidad, equidad y fácil accesibilidad.


Por todo ello, Izquierda Unida hemos iniciado una campaña reclamando mejoras en la sanidad pública en Málaga, y queremos confluir con todos los colectivos ciudadanos, plataformas y sindicatos que vienen trabajando de manera independiente por los mismos objetivos.

(Publicado en la columna "El ala izquierda de la Casona" del diario Viva Málaga del lunes 14 de noviembre)

miércoles, 9 de noviembre de 2016

ANDALUCÍA POR LA REPÚBLICA


El pasado sábado, se celebró en Humilladero el Primer Encuentro Andaluz por la República. A esta convocatoria de los colectivos republicanos andaluces acudieron más de 300 personas, bien a título individual, bien en representación de 46 organizaciones de todo tipo (partidos, sindicatos, asociaciones, foros, ateneos, fundaciones, etc).

El Encuentro consensuó un llamamiento, una agenda común y una propuesta estable de coordinación que se han ido trabajando estos últimos meses al objeto de asegurar la más amplia unidad del movimiento republicano andaluz.

Y es que en la actualidad, España continúa inmersa en una crisis interminable, con millones de personas en paro o con empleos precarios, con cientos de miles de autónomos y pequeños empresarios que han cerrado o están a punto de cerrar sus negocios, con multitud de familias desahuciadas de sus viviendas y condenadas a la caridad privada para poder sobrevivir. Una situación que es especialmente grave para la juventud, empujada al exilio económico o a una explotación laboral intolerable, y para las mujeres, víctimas a la vez de la desigualdad crónica que impone el sistema patriarcal y de las consecuencias de la recesión. Y la población dependiente, cruelmente abandonada.

La alternativa para la regeneración del actual sistema político implica superar las limitaciones democráticas que los poderes fácticos impusieron  en la Constitución de 1978: la Monarquía como forma de estado, las restricciones a una estructura territorial federal, los Acuerdos con la Iglesia.

La III República, federal, laica y solidaria, aparece en el horizonte como la única salida a la crisis. La garantía para los derechos civiles, económicos y sociales de la mayoría. La mejor respuesta al desafío independentista y la oportunidad de construir un Estado que satisfaga las aspiraciones de todos los pueblos de España. Y el camino para que Andalucía salga de la trastienda de la Historia. 

(Publicada en la columna "El ala izquierda de la Casona" en el diario Viva Málaga del lunes 7/11/2016).


viernes, 4 de noviembre de 2016

FAMILIAS A DOS VELAS

Imagen extraída del periódico digital HoraJaén.com

Según datos de la Asociación de Ciencias Ambientales, siete millones de españoles pasan enormes dificultades para pagar la luz, el agua y el gas. Casi el 10% de las familias no pueden mantener su hogar a temperatura adecuada, con riesgo para menores, personas enfermas o mayores, de agravar sus enfermedades crónicas y acortar su esperanza de vida. Actualmente en España, la pobreza energética es responsable de unas 2.300 muertes prematuras anuales, frente a las 1.480 por accidentes de tráfico.

Muchos países europeos prohíben cortar la luz o el gas durante el invierno para no dejar hogares sin calefacción. No es el caso de España, que tiene el precio de la electricidad más cara de Europa, salvo Malta y Chipre. La liberalización del sector energético ha incrementado enormemente los precios (según FACUA pagamos unos 400 euros más de luz al año que en 2005), mientras las tres grandes compañías eléctricas (Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa) han ganado más de 60.000 millones de euros desde que comenzó la crisis. Quizás tenga algo que ver que sus consejos de administración están plagados de ex presidentes del gobierno y ex ministros del PP y del PSOE.

La luz, el gas, y el agua son bienes esenciales que deberían ser gestionados desde lo público, como antes de las privatizaciones acometidas por el PP y el PSOE. Es necesaria una reforma en profundidad del sector energético hacia un modelo energético fundamentado en las energías renovables y el autoconsumo. Y es urgente prohibir los cortes de suministro a consumidores vulnerables.

Pero el Ayuntamiento tampoco puede dar la espalda a esta situación que sufren miles de familias malagueñas. En el último pleno, a propuesta del grupo municipal ‘Málaga para la Gente’, se acordó que el Ayuntamiento aumentara la dotación para una ayuda de emergencia extraordinaria para el suministro de gas y de electricidad a familias y personas con bajos ingresos.


(Publicado en la columna "El ala izquierda de la Casona" del diario Viva Málaga el lunes 31 de octubre de 2016) 

jueves, 27 de octubre de 2016

LAS PENSIONES EN PELIGRO

Imagen del diario El País

La Reforma Laboral de 2010 del Gobierno Zapatero, que facilitó y abarató el despido, y la todavía más virulenta del Gobierno de Rajoy en 2012, que precarizó aún más el empleo y permitió la contratación abusiva, han mermado notablemente la caja de las pensiones.

La alta tasa de desempleo y la baja calidad y bajos salarios de los contratos que se crean, junto las bonificaciones y “tarifas planas” que el gobierno del PP vende como “ventajas al empresariado para la creación de empleo”, disminuyen drásticamente los ingresos por cotizaciones del Fondo de Reserva de las Pensiones.

Para equilibrar los gastos de la Seguridad Social, e incluso para comprar deuda pública, el gobierno de Rajoy, “ha metido la mano” sistemáticamente en la “hucha de las pensiones” hasta vaciarla, poniendo en riesgo la calidad y el futuro mismo de las pensiones.

En 2010, el Fondo de Reserva de las Pensiones superaba los 66.000 millones de euros. La Seguridad Social tenía superávit. Ahora mismo, apenas llega a 24.207 millones, y a este ritmo se vaciará en 2018.

Detrás de todo hay también una estrategia para promover la idea de que quien quiera pensión en el futuro, debe contratar planes privados con bancos y aseguradoras, que se frotan las manos viendo en ello un gigantesco negocio de futuro.

La solución pasa por impedir que el Gobierno pueda disponer arbitrariamente de cantidades del Fondo, y por incrementar los ingresos de la Caja de las pensiones acabando con las bonificaciones de la cuota de la Seguridad Social, aumentando las bases máximas de cotización, y estableciendo también vías de financiación desde los presupuestos.

Y por supuesto, derogar una reforma laboral que sólo trae precariedad y bajos salarios, pues sólo con empleo estable y salarios dignos será posible reconducir esta peligrosa tendencia que pone en peligro el presente y el futuro de las pensiones.



 Gráfico extraído de el diario El Mundo

Publicado en el "El ala izquierda de la Casona", del diario Viva Málaga del lunes 27 de octubre de 2016

martes, 18 de octubre de 2016

EL ALCALDE QUE ODIABA LAS CONSULTAS CIUDADANAS


El Pleno de la ciudad aprobó en enero de este año realizar una consulta a la ciudadanía sobre el destino de los terrenos de los antiguos depósitos de Repsol. Consultas similares se están realizando ya en otras ciudades como Sevilla, Valencia o Madrid, por no hablar de la larga tradición en ciudades europeas de Italia, Francia o Suiza. Sin embargo en Málaga, a pesar de la decisión unánime de todos los grupos municipales, incluido el PP, el alcalde nunca quiso realizar tal consulta.

Un Informe de abril de la Secretaría Municipal detallaba los requisitos y procedimiento para realizar la consulta aprobada por el Pleno, señalando que dicha consulta no podría realizarse si afectaba a la Hacienda Municipal, lo que debería dilucidar el Interventor Municipal. El Interventor emitió su Informe en julio pero, a pesar de solicitarlo reiteradamente todos los grupos municipales de la oposición, el alcalde hizo caso omiso y lo ocultó en un cajón durante tres meses, hasta hace unos días. Ni siquiera se dignó a denegar las solicitudes. La callada por respuesta. Y ello porque, como ahora hemos sabido, el Interventor avalaba la posibilidad de realizar la consulta ciudadana.

Es gravísimo este ocultamiento del Informe de Intervención durante tres meses a representantes públicos, y a la ciudadanía, pues supone una vulneración flagrante del derecho de acceso a la información para el ejercicio de nuestras funciones, y del derecho constitucional de participación política.

Igual que con la consulta aprobada sobre el futuro del edificio de los cines Astoria y Victoria, el alcalde y el PP, demuestran claramente su negativa a realizar consulta alguna. Pero el Informe de Intervención deja la vía abierta para cumplir el acuerdo unánime del Pleno, y consultar a la ciudadanía qué prefiere para los antiguos terrenos de Repsol: ¿rascacielos o un gran bosque urbano?


El pueblo debe tener la palabra y la decisión.